IES Claudio Moyano

Reconocimientos

Buscar

Formulario de acceso

Te interesa

Claves para educar bien

15 Claves para EDUCAR BIEN

Extracto de un artículo de José Miguel Gaoria. Médico Psiquiatra.

 

 

1. ESTIMULAR LA AUTOESTIMA
Si un niño crece y estudia en un ambiente donde familiares y profesores tienen expectativas positivas sobre él se formará y crecerá con conceptos positivos de sí mismo: el pilar fundamental de la autoestima es el autoconcepto, es decir aquellos valores que se atesoran en lo más íntimo de cada ser como por ejemplo la responsabilidad y la honradez. El aprecio que tenemos a este autoconcepto podría definirse como autoestima.
Asimismo la sensación de ser queridos constituye el punto de referencia esencial en relación de cómo somos valorados por los demás. Hacer sentir importantes y necesarios a nuestros hijos forma parte fundamental de un correcto desarrollo de la autoestima. Por ello nunca debemos realizar comentarios hirientes, aun en situaciones difíciles en las que sea complicado dominar nuestro mal humor.

 

2. EDUCAR EN VALORES Y RESPONSABILIDAD
Nuestros valores básicos y nuestras ideas se trasmiten a través de los actos más cotidianos: lo que hacemos tiene más repercusión que lo que decimos. No hay nada peor que decir una cosa y hacer otra. La televisión o el cine podrán mostrarle otros modelos, pero indudablemente la figura de los padres y su conducta será el modelo definitivo.

 

3. EQUILIBRIO ENTRE LAS FIGURAS MATERNA Y PATERNA
Tanto el padre como la madre son los primeros educadores: han de saber comprender y escuchar pero a la vez exigir. Enseñar a sus hijos a ser libres pero guiarles y corregirles. Ayudarles en sus deberes pero no evitarles el trabajo. En ese esfuerzo se ha valorado la labor materna. Sin embargo tendemos a no apreciar en su justa medida, la imagen y el esfuerzo paterno. Esta figura debe proporcionar el lógico establecimiento de límites, así como la comprensión de la existencia de la autoridad. El equilibrio entre ambos mundos, el masculino y el femenino otorgará una visión más rica del entorno y mejor comprensión de la dinámica humana.

 

4. EJERCER LA AUTORIDAD SIN MIEDO
Es preciso ejercer la autoridad explicando las razones que nos llevan a tomar tal o cual decisión. Es importante que los padres indiquen a los padres lo que deben hacer o evitar, no dejando caer en el olvido sus órdenes ni permitiendo que los hijos se les opongan abiertamente. Del mismo modo hay que ser coherentes, debemos evitar prohibir lo que un día se permitía y viceversa. No hay que levantar la voz ya que esto nos lleva a perder autoridad.

 

5. EL AMBIENTE FAMILIAR: SABER ESCUCHAR
Aquellos jóvenes que tiene padres que les escuchan y que les hablan de temas que les interesan y afectan, además de compartir sus opiniones sobre el mundo que les rodea suelen tener más éxito escolar. En definitiva les estamos enseñando a escuchar.

 

6. BUENOS PROFESORES
Los profesores deben interesarse por estimular la autoestima de los estudiantes. En todo caso no les deben de culpar de los fracasos escolares sino que deben tratar de indagar las causas de sus problemas.

 

7. TIEMPO PARA ESTUDIAR Y TIEMPO DE OCIO
Son importantes las actividades complementarias que les permitan relacionarse con el medio y explorar sus habilidades. Debemos potenciar desde pequeños todas sus aficiones. Los niños no requieren de adultos que les estén siguiendo como una sombra constante. Lo  que necesitan es ser escuchados y que se les pregunte sobre lo que aprenden y lo que desean saber. Es importante que padres y profesores tengan una comunicación fluida para que intercambien opiniones sobre el niño o joven.

 

9. LEER, UN PROPÓSITO
La lectura es la base de gran parte de nuestro aprendizaje. La mejor manera de que los niños y adolescentes lean es que nos vean a nosotros hacerlo: nuestros hijos aprenden con el ejemplo. La lectura de periódicos es muy aconsejable a partir de los catorce o quince años.

 

10. UNA BUENA BIBLIOTECA
Es importante que el estudiante disponga de material de lectura en casa, como revistas y libros adecuados para su edad, pero también que vaya a la biblioteca. Los libros deben mostrase como un elemento más de la casa. Las revistas son imprescindibles ya sus contenidos resultan normalmente de actualidad y aportan una visón más dinámica de la lectura. Respecto a internet, resulta fundamental enseñarles a buscar información, y configurarles su propio usuario con restricción de contenidos en relación a la edad.

 

11. TRANSMITIR LA CAPACIDAD DE AUTOCRÍTICA E INDEPENDENCIA: ENSEÑAR A PENSAR
Enséñale a “vivir la vida” siendo crítico con lo que nos rodea. Aumenta su capacidad de aventura y riesgo. El exceso de comodidades y satisfacciones materiales anestesia la imaginación y el resto de los sentidos: muchos jóvenes hoy en día tienen dañada su capacidad de asombro.

 

12. LAS AMISTADES
Los compañeros y amigos tienen una gran influencia en la formación de valores y comportamientos. La mejor manera de mejora sus actitudes y comportamiento es fomentando las actividades con niños críticos y abiertos al conocimiento. Un error frecuente es la de comparar negativamente a nuestro hijo con algún amigo o conocido. Estas comparaciones tienden a menoscabar su autoestima y a producir el efecto exactamente contrario al deseado. Nuestro hijo “es como es” .

 

13. ESTIMULAR LAS TAREAS PRODUCTIVAS
Debemos evitar que estudie con la televesión cerca u otras personas merodeando. Respecto a hacerlo con música, la cuestión está clara: disminuye la atención y el rendimiento. Tocar un instrumento, ir al cine, escuchar música… Compartir opiniones sobre una película, sobre un libro, etc. No hay que olvidar que la opinión de los padres sirve de referencia para el comportamiento futuro.

 

14. ACTIVIDADES EN FAMILIA
Tocar un instrumento, ir al cine, escuchar música… Compartir opiniones sobre una película, sobre un libro, etc. No hay que olvidar que la opinión de los padres sirve de referencia para el comportamiento futuro.

 

15. SER COMPRENSIVOS CON NOSOTROS MISMOS
Ser padres perfectos es una tarea imposible. Los fallos son cotidianos, pero, justamente de ellos aprendemos. Las reglas se van haciendo a medida de la familia y da cada uno de nuestros hijos. La reflexión abierta y sincera entre padre y madre, en privado, resulta esencial con objeto de armonizar la postura educativa de la pareja. No nos sintamos culpables aprendamos de nuestros errores.